DAR PARA RECIBIR

Aquél que se siente insatisfecho, desdichado, tiene tendencia a atribuir esta desazón a una carencia y espera que una persona o un objeto, venga a colmar esta carencia. Pero la solución no esta ahí. La solución es, que a pesar de esta sensación de desasosiego, de carencia, él mismo se decida a dar algo a los demás, a ayudarles, a sostenerles, a consolarles, a participar en sus actividades. Entonces, una vida nueva empieza a circular en él y la sensación de carencia desaparece poco a poco. Comprende que, al tratar de dar algo bueno a los que le rodean, o incluso a desconocidos, ya está recibiendo una fuerza, un apoyo... Mientras que aquél que no aporta nada, aunque le den a él, no recibe nada.
 
La vida se basa en los intercambios: recibir y dar; dar y recibir. Y aunque no te den nada a cambio de lo que tu has dado, por el simple hecho de haber dado, ya recibes interiormente.
 
Autor: Omraam M. Aivanhov

Comentarios

Entradas más populares de este blog

PREPARA TUS REGALOS DE NAVIDAD DURANTE LA ENTRADA DEL SOLSTICIO DE INVIERNO

FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO PARA COMBATIR EL CÁNCER

ORACIÓN DE PODER PARA LIMPIAR LAS ENERGÍAS DEL HOGAR