CANALIZACIÓN ARCÁNGEL MIGUEL: MÉXICO, UNA PARTE DEL PLANETA LLAMADA A LA CONVERSIÓN

Ante la inmensa violencia que azota terriblemente a un territorio tan hermoso y dotado como México, hemos de decirles, nosotros sus hermanos en la luz y en la evolución, que esta bella parte del planeta está siendo invitada explícitamente por Dios nuestro Señor a la conversión absoluta.
 
Estamos aquí, queridos hermanos para ayudar a despertar la conciencia, no se necesita la sabiduría de lo que ustedes llaman “libros” ni el uso del intelecto, simplemente se necesita usar el corazón, abrirlo a la paz, a la hermandad, a la solidaridad, a la unidad, al amor.
 
No combatimos la ignorancia intelectual, en realidad esa no es tan importante. Nosotros los misioneros, servidores y mensajeros de Dios no combatimos, sino que en sinergia trabajamos a favor del desarrollo del sentimiento más puro del ser humano, por el cuál y para el cual el Padre les ha creado, el Amor.
 
Si lo que ustedes llaman “arma combatiente” puede ser el Amor, entonces estamos ante un gran reto de usar esta arma y llevar amor a todos los corazones. Hermanos queridos, nuestra Reina Celestial eligió México para manifestar su entrega a éste, su territorio. El Padre, el Hijo, el Espíritu Santo, el Poder Único y Absoluto en Tres, tiene puestas en México todas sus esperanzas que nunca claudican, nunca desfallecen. La Madre y Reina Celestial de todas nuestras milicias y coros está con ustedes, atendiendo sus dolores. No desfallezcan, al contrario, anímense y den amor, aprendan a ser generosos, esa es la Gran Luz del conocimiento que el Padre quiere que enciendan.
 
El Padre permite y respeta el libre albedrío, mismo que entre ustedes ha creado la “cultura de la violencia”, porque sólo así podrán entender y valorar el sentido de la “cultura de la paz” y serán capaces de anhelarla con tanto fervor, que la clamarán en sus vidas como parte de ese mismo libre albedrío.
 
Estamos con ustedes aquí y ahora, manifestando paz, manifestando amor en esta parte del planeta, ¡despierten! El cambio es ahora.
 
Yo soy Arcángel Miguel derramando una lluvia de bendiciones y protección del Padre, sobre su obra más hermosa, sobre sus Hijos Amados. ¡Ábranse corazones en Nombre de Jesucristo, al Amor más puro y perfecto, poniéndolo en acción aquí y ahora!
 
Gracias Amado Padre por permitirme dar este mensaje en tu Nombre. Me regocijo en tu presencia, te adoro, te amo y te glorifico eternamente.
 
Canalización: R. G. | 14 de noviembre, 2014.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

PREPARA TUS REGALOS DE NAVIDAD DURANTE LA ENTRADA DEL SOLSTICIO DE INVIERNO

FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO PARA COMBATIR EL CÁNCER

ORACIÓN DE PODER PARA LIMPIAR LAS ENERGÍAS DEL HOGAR